fbpx

A menudo el tejado suele ser la parte más descuidada de la casa, a pesar de ser una de las partes más relevantes de la misma, ya que nos resguarda del exterior y nos protege de las inclemencias meteorológicas: lluvia, calor, frío, … Sin embargo, es una de las zonas más delicadas ya que está preparado para recibir y canalizar la lluvia, el granizo y la nieve. Cuando no lo consigue, por un mal mantenimiento, puede acabar estropeando la construcción de toda la casa creando serios problemas en nuestro hogar. Si quieres evitarlo, sigue estos consejos de mantenimiento del tejado.

Cómo hacer una correcta limpieza de tu tejado

Si te has decidido dejar tu tejado como nuevo, aquí tienes unos factores a tener en cuenta:

  1. Realiza la limpieza un día frío y nublado, así evitarás maltratar tu piel con los rayos del sol. Además, las soluciones para la limpieza se secan muy pronto bajo el sol y nos interesa que se seque despacio para que cale en el techo lo mejor posible.
  2. Es preferible realizarlo en otoño que es la época en la que las hojas de los árboles caen y así aprovechas para quitarlas.
  3. Haz una revisión del tejado y cambia las tejas sueltas o deterioradas.
  4. Limpia la canaleta y los conductos ya que a menudo se suelen olvidar y es el principal culpable de que el techo acumule suciedad, humedad y moho.

Todos estos consejos están muy bien, pero para protegernos del exterior de la casa no sólo basta con mantener y limpiar el tejado. Además, debemos asegurarnos de tener un aislante térmico. Este no sólo nos ayudará a ello, sino que además hará que ahorremos en energía y gastemos menos en la factura eléctrica.

Si te has decidido a aislar tu casa térmicamente, es mejor que apuestes por una marca de calidad como es RTS. Te puedes informar en nuestra página web sin compromiso alguno.